Cuento: Viejos Animales, por Rodrigo Mora

El proceso de divorcio empezaba a transformar a Paulina en un arma que no se definía bien de la empuñadura, no encontraba la forma de amoldarse a los dedos gruesos y callosos de su padre o a las manos delicadas y largas de su madre. Naturalmente, ella no quería ser un arma, Paulina quería ser…