Poema | Lo que mi corazón mande, por Liliana Beatriz González

Captura mis motivos y argumentos,
Mi pluma, mi mano, mi musa…
mi presta inspiración…

Le cuenta a una flor
El milagro de un alumbramiento.

Recorta el dolor de un corazón
para arrancarlo del fuego.

Se queda en el aire sin vida y sin aliento,
esperando el rescate de una mano en el tiempo.

Puede mi musa abrir  puertas y cerrarlas,
dibujar  alas y pintar a las luciérnagas fugaces

En un bosque negro.

Vestir de luz al espacio más oscuro,
o gestar una lumbre a los amigos sin rumbo.

Pero se inclina también la fuerza de mi pluma,
A tender una trampa a los que matan el alma.
Al hipócrita que miente cuando nos besa en la frente,
Al que olvida mi nombre  y me proclama ausente,
Al que arrasa mis sueños para hundirme en la muerte.

Eso puede mi pluma, mi mano o mi musa,
O como quiera que se llame…

Aturda tal vez, o tal vez calle,

Abrace tal vez, o tal vez mate.

 


Liliana Beatriz González (Buenos Aires, Argentina 1946). Docente jubilada, escribe poesía y cuenta, pero se destaca en la poesía. Obtuvo varios premios y menciones a sus obras a través de certámenes, siendo los más importantes los llevados a cabo en Junín. Algunos de sus trabajos forman parte de antologías como Ser: Los trazos del tiempo y Letras mediterráneas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s