Microrrelato | La mascota, por Nohemí Damián de Paz

Aquel animal gira su cabeza en dirección hacia mí cada vez que me acerco a mi propia casa luego de una agotadora jornada de trabajo. Lo descubro siempre pegado en la ventana de la cocina como si estuviera esperándome. Sus ojos, esos perturbadores ojos anaranjados, me siguen en cada movimiento que realizo antes y después de atravesar la puerta principal de mi hogar. A veces pienso que tiene cronometrados hasta mis pasos. No lo soporto, pero debo tolerarlo porque es la querida mascota de la abuela Cordula.

Ese pajarraco se comunica a través de la mirada pues, aunque puede hablar, acostumbra a guardar silencio y solo observa atentamente todo lo que le rodea. Cada vistazo y movimiento de cabeza significan algo y doña Cordula sabe con exactitud a qué se refieren. Hija, pásame las semillas, ya quiere comer. ¡Qué listo es! ¿Lo ven? Buscaba el bastidor y me dijo dónde estaba. Sí, sí, lo sé, ahorita te atiendo, ¿no se dieron cuenta de que el pobre les está pidiendo agua? Aquí tienes, nadie te presta atención.

Una noche, cuando me dirigía al refrigerador para saciar mi sed, casi me quita un ojo. Su intento falló al calcular mal la distancia entre los dos; no obstante, su pico ganchudo perforó mis labios. Nadie supo cómo logró salirse de su jaula y sobre todo mi abuela no se explica por qué su amado pajarillo se comportó tan salvaje esa medianoche. Yo conozco la respuesta; sin embargo, no puedo decir nada. Desde ese momento me quedé postrado en una cama y no emito ninguna palabra mientras ese loro se coloca en mi hombro y responde por mí cualquier trivialidad.


Texto: Nohemí Damián de Paz (Ciudad Juárez, Chihuahua, México, 1995). Licenciada en Literatura Hispanomexicana por la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ). Ha publicado entradas de blog para el proyecto de investigación Cartografía literaria de Ciudad Juárez (conocido comúnmente como Juaritos Literario). También ha publicado en las revistas digitales Metáforas al aire y Zompantle. Fue incluida en la antología Casa de los espejos (Ediciones Ave Azul, 2020) y en las antologías digitales Relatos de la cuarentena X y Relatos de la cuarentena XII (UANL/Tresnubes, 2020).


IlustraciónValeria Huerta Cano. Egresada de la licenciatura en Artes Plásticas en la Universidad de la Américas de Puebla. Se dedica sobre todo a la producción de obra bidimensional relacionada con literatura. Recientemente ha expuesto en el Museo de San Pedro de Puebla y en la Plataforma Art Fest del Complejo Cultural Universitario BUAP.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s