Microrrelato | Renacimiento, por Mariana Gaytán

Renacimiento La noche era pesada. Transcurría lenta, era fría, lúgubre y silenciosa. Sabía lo que se avecinaba, después de todo lo había estado deseando por varios meses. Ella no tenía paz, sabía que su corazón estaba ahí solo porque palpitada tan rápido y con tal fuerza que tenía la sensación de que se desprendería de…

5 microrrelatos de Antonio Ramírez Córdova

Ángel de lo eterno … y por entusiasmar a la multitud, abrió la jaula del león haciendo gran bulla, retándolo de veras, riendo mucho, enseñando una fila de dientes pequeños y blancos, hasta que el raudo ángel de lo eterno, con manos inminentes, lo recogió del suelo. Después de escuchar el alarido, poderoso y veloz,…

Microrrelatos | Infancias (parte 2), por Patricia Lohin

A los doce el amor era mirarlo a Fernando de reojo.  Alguna vez compartimos uno de esos pupitres de madera todos integrados con un orificio para poner un tintero. A los doce el amor era un sentimiento larga duración y un asunto serio. Yo me enamoré en sexto grado, y seguí con ese encaprichamiento hasta…

Microrrelatos | Infancias (parte 1), por Patricia Lohin

La libertad tiene olor; es el aroma a sol entre las hebras plateadas de mi cabello. Por eso no me dejan salir todos los días: es peligroso y adictivo.  No se puede andar por la vida emanando olores de cuarta y quinta categoría.  Podría darme cuenta de que hay otras vidas ahí fuera, en donde…

5 microrrelatos de Gabriel Ramos

Estigma Todos decían que era un bueno para nada. De la nada construyó un emporio.  Ciudad de México En la oscuridad el criminal temía encontrarse con otro asesino serial.  Orfandad ¿Padre, por qué me has abandonado? Jesús / Kafka / Pessoa / Rulfo Diana La fascinante mujer le rompió el corazón al tipo que se…

3 microrrelatos de Silvia Favaretto

CORTAZARIANO Se escuchan ruidos desde la azotea, gritos, insultos, platos rotos. Sería evidente que los vecinos de arriba estuviesen peleando, si no fuera por que vivo en el último piso de un edificio; desde hace mucho, abandonado. MONTERROSIANO (de cómo la fantasía mata cuando es real) Cuando el dinosaurio despertó se dio cuenta que la…

4 microrrelatos de Edgard Rivera

Retorno Había regresado al pasado para asesinar al que arruinó su matrimonio, su trabajo y sus sueños en su presente: A él mismo. Lo último que desapareció fue su sonrisa satisfecha. Legado Cuando resucitó al tercer día, Alfonso Quijano corrió atropelladamente a casa de Sancho Panza. Cuando llegó era ya muy tarde, solo encontró a…

Microrrelatos | Costumbres y El eremita, por Amado Salazar

Costumbres Durante tres días la tormenta se ensañó con la portuaria Kaladmud. Al alborear el cuarto, un anciano brahmán cogió un costal de piedras y se dirigió a la playa, desafiando la ventisca. A nadie sorprendió su actitud, pues aquel desdichado había perdido la cordura años atrás y esos arranques eran usuales en él. Nadie…

Tres microrrelatos de Hugo Galván

Robo de identidad Es como verte al espejo. Al revisar las identificaciones de la mujer a la que le acabas de robar la cartera te das cuenta de que es idéntica a ti. En vano tratas de buscarla porque ya desapareció, como si ella hubiera sido quien te robó algo y hubiera salido corriendo. Tienen…

Microrrelato | #Psicosisred, por José N. Méndez

I El móvil de Andrea suena, es su correo electrónico; un mensaje de la alcaldía dice que, debido a las últimas desapariciones ocurridas en el barrio, se implementará un toque de queda a partir de las diez de la noche. Termina de leer y mira con cierta lástima a Merlín, acostado del otro lado de…

Microrrelato | Testimonio de fe, por Alan Argüello

Se dice que Swami Vivekananda, ilustre maestro del sendero idealista del Vedanta (que afirma que solo existe lo que puede probarse lógicamente), no pudo demostrar a sus discípulos, mientras dormía, que hubiera alguna diferencia entre el sueño y la vigilia, y que jamás despertó. Alan Argüello. Querétaro, Querétaro. Ha publicado en las revistas electrónicas Monolito,…

Relato breve | Akelarre, por Héctor Daniel Olivera

Bajo la luz diurna, el relator del Santo Oficio no percibe nada anormal en la aldea, nadie diría que en dicha población se ha enseñoreado El Maligno. Como en tantos otros lugares, hombres y mujeres se afanan en sus labores: los campesinos, en sus huertas; los artesanos, en sus oficios; el hidalgo haraganea; el párroco…

Microrrelatos del Nuevo Mundo, por Diego Despreciado

Lo real-maravilloso Mientras la duquesa se paseaba por las anchas calles de Castilla presumiendo su collar de plata, en el Nuevo Mundo un perro bebía del río más dulce a la vez que de su hocico colgaba una gran pieza de oro.   Guayacanes Los indios sonreían cada vez que veían florecer los guayacanes. Sabían…