En la web, nuestra antología de libre descarga

  Hace un año, entre conversaciones y bromas con el equipo de Palabrerías (Guillermo Garrido, Martin Petrozza, José Manuel Salvador, Aurora Sanchis y J. L. Mejía) acerca del mundo web y la facilidad con la que se puede publicar hoy en internet, surgió la idea de hacer una investigación, un sumergirnos en el mundo de…

Cuento: sin título, por Carlos Artigas, Q. E. P. D.

Un señor fue al Palacio Salvo; ascendió por la escalera, bajó por el aire. Allá quedó contra el asfalto. Se formó una rueda de curiosos. Gente, agentes y mujeres. Un perro moviendo la cola. Las preguntas abundaron: ¿crimen, accidente, suicidio? Cuando fueron las autoridades al altillo de la casa donde vivía, pues una señora lo…

Cuento: sin título, por Irina Jagodzinskaya

«Dicen que todos tenemos un doble en alguna parte», pensó Fritz mientras tocaba la superficie fría del espejo, que le devolvía una mirada ausente y fúnebre. —¿Qué pasaría si me encontrara con un doble, con una persona idéntica a mí? —dijo en voz alta mientras un suave escalofrío recorría su nuca y erizaba sus cabellos—….

Homilia de la palabra, por Schava

En el principio, por el quinto o sexto día se formaron las moscas. No se formaron las moscas a ellas mismas, sino que dios las creo por el sexto o quinto día. Ya de ahí se formaron ellas mismas. Pero ese es otro cuento. Lo que aquí interesa es que entonces, después de crearla, dios…

Cuento: Sin título, por Aurora Sanchis y J. L. Mejía

Tengo un recuerdo: soy pequeña y estoy parada en medio de un campo verde, no sé si es un campo, todo se ve verde. Hay mucho pasto bajo mis pies, sólo pasto durante un par de metros, luego los árboles se levantan formando un círculo y llegan hasta el cielo, al menos eso parece. Probablemente…

Re-inicios: serie de minificciones, por Aarón Thaumatrope

Vagabunda Después de tantas desilusiones,  la tortuga cargó sus recuerdos en la espalda, y decidió perderse lentamente en el salado mar; los peces aseguran que enloqueció.   Colorín colorado Tras verse desempleado, el Lobo decidió abrir su propio negocio: Carnitas, Los Tres Cerditos. Metamorfosis inversa El escarabajo despertó atemorizado; se estaba convirtiendo en un repugnante…

Carta encontrada bajo un árbol en Berlín, por Noah Müller

Para  Ella, tú sabes quién eres Hoy recorrí el camino que anduvimos la primera vez que visitamos el Zoologischer Garten Berlín. ¿Recuerdas? Estábamos en casa, yo sentado en el suelo y tú acostada en el sillón. La televisión estaba encendida y fingíamos mirarla cuando pregunté «¿Qué hacemos mañana?». La noche bañó con un silencio el…

Cuento: Alina, por Iván Medina

Sólo la confrontación con el espíritu,con la luz, mueve Ludwing Wittgenstein. A Arvo Pärt No me jodas, hombre, sé que todo este embrollo referente a la disposición nupcial es una total barbaridad, pero no puedo hacer más. Ya he hablado con el señor intendente, con varios potentados y hasta con los reacios del clero, y…

Hablemos de mamás luchonas

Actualmente, las redes sociales son una excelente herramienta para conocer a nuestra cultura. Como es natural, son un reflejo de la vida, las experiencias, las opiniones, los valores, los intereses; aunque, muchas veces, no se pueden apreciar directamente. Siempre hemos utilizado distintos medios para expresar nuestro pensamiento de forma velada, uno de ellos es el…

Cuento: Péndulos, por Dadániel Jackson

Desperté de manera violenta y lo primero que hice fue ver la hora. Eran las tres de la madrugada de los primeros días de diciembre, un diciembre que había llegado con una manta de calor que abrazaba al mundo o, si no al mundo, sí a las casas de interés social en la que nos…

Cuento: Carta a un desafortunado, por Fernanda López Barrera

Mi muy estimado: Antes de exponer mi terrible caso, voy a preguntar —más por cortesía que por querer realmente saber, ya que mi intención ahora es abordar rápidamente mi tema— cómo te encuentras y, esperando que aquella que es mudable te esté sonriendo, voy rápidamente a decirte lo que ocurre: hasta hace unos días, me…

Cuento: La carretera, por Jorge de la Lama

Salí a la seis de la tarde y llevaba ya cuatro horas manejando; me faltaban dos. Venía oyendo «Thela Hun Ginjeet» de King Crimson y recordando cómo se le había ocurrido ese nombre a Adrián Belew. Me lo imaginé tratando de defenderse de esa pandilla en Nueva York cuando un pensamiento me llevó a otro….

Cuento: El hombre que corrió de miedo, por Guillermo Tedio

Al llegar a la esquina, Colmenares escuchó el disparo, uno solo, un pistoletazo que remeció el aire, poniendo una vibración en los vidrios de los exhibidores de ropa. Creyó incluso percibir el zumbido de la bala. Entonces, aún con el eco de la detonación en sus tímpanos, comenzó a correr. Era mejor prevenir. No había…