Cuento | El árbol traidor, por Fernando Vérkell

Entramos en Monteavilé, la última ciudad rebelde, después de la medianoche. El fuego que dejamos atrás aún nos hacía cosquillas en la espalda y éramos prisioneros de la sed y del insomnio. Con los dientes apretados y los fusiles listos recorrimos callejuelas sigilosas y húmedas, pero la ciudad parecía despoblada. La luna tomó su lugar…

Cuento | Llegóóó el afiladoooor: él gritaba, por Valentín Chantaca

[Cuento ganador de mención honorífica en el concurso El cuento en cuarentena] Hágame caso, mi comandante, ninguna de estas gentes sabrá contarle lo que pasó en este lugar. Los chismosos se asoman hasta que acaban las desgracias, nomás a esparcir dimes y diretes. Ni siquiera la doña podrá darle razón del asunto, ai sigue tumbada….

Fragmentarios | La herencia de Hjilkr

a nian Hjilkr preparaba su último hechizo. Adquiría, poco a poco, las características propias de la vejez: notaba las manchas moradas en sus manos cuando curaba al nieto del rey, las varices le reventaban de vez en cuando al tomar sus baños y tenía que ponerse yerbas rojas alrededor de las heridas para que cicatrizaran…

Cuento | El inquilino del tercer piso, por Alan Amado Lemus

Hace unas semanas murió el inquilino del departamento cuatro, en el piso tres. Nadie en el edificio lo conocía, a excepción de la anciana que vivía frente a él. Tiempo después me enteré que ambos,  el inquilino y yo, trabajábamos en la misma estación de radio. Estuve fuera de la ciudad durante dos semanas. Estaba…

Cuento | La reina Amir, por Naxhelli Carranza

[Cuento ganador de mención honorífica en el concurso El cuento en cuarentena] Mi abuela saca su máquina de coser. Ahora la usa con menor frecuencia que hace un par de años, cuando me hacía bolsas con tela verde o amarilla. En algún punto se averió y mi tío se demoró un tiempo prolongado antes de…

Cuento | Martina, por David Ornelas

[Cuento ganador de mención honorífica en el concurso El cuento en cuarentena] Miro el mingitorio y parece vibrar mientras orino, como si viera su reflejo en un fluido viscoso, espeso y plateado, como mercurio. Termino de orinar, me enjuago las manos, me las seco en el pantalón y salgo del baño. La luz pálida de…

Cuento | Abismos, por Nancy Hernández García

Míramebusco en el fondo del pozo la cantárida doraday para salvar a la noche asesino a los noctámbulosmírame hasta el agotamiento de las fuentesdonde el temblor se deshaceen la inmovilidad de tus ojos “El secreto de tus ojos” (frag.), Aldo Pellegrini Me recuerdo asomada al vacío. Siempre me he sentido atraída por el abismo, por…

Fragmentarios | Las mandíbulas

Cuando me enteré de que venían personas de Pinos Altos me sorprendí mucho. Yo pensé que ese pueblo ya no existía, bueno, aquí ya no existe, claro. Me refiero a que ya no existía cuando yo todavía andaba por allá tocando los abetos y los sauces con la punta de mis dedos. Sí, yo tampoco…