Cuento | Espacio, por Rodrigo Revilla Calle

Me obligaron a ir. De todas formas no había estado allá arriba mucho tiempo y me agradaba la sensación. Me sentía dueña del mundo y de la luz al fondo. Después veía un panorama infinito de puntos blancos titilantes. Estiraba la mano y pensaba cómo podía hacer para salir de aquí y adentrarme en la…

Cuento | Abismos, por Nancy Hernández García

Míramebusco en el fondo del pozo la cantárida doraday para salvar a la noche asesino a los noctámbulosmírame hasta el agotamiento de las fuentesdonde el temblor se deshaceen la inmovilidad de tus ojos “El secreto de tus ojos” (frag.), Aldo Pellegrini Me recuerdo asomada al vacío. Siempre me he sentido atraída por el abismo, por…

Cuento | El faro prohibido, por Gustavo Leyton

Percatándose de la mirada impávida de don Mario, el dueño octogenario de la única librería de San Andrés, Trevor no aludió más sobre el faro. El anciano se despidió con frialdad de Trevor, quien, durante aquella tarde, esperó sin éxito la llegada de compradores. Horas después, Trevor caminó a la playa, se recostó en la…

Cuento | La despedida, por Percy Taira Matayoshi

Llegué a la casa de mi padre para despedirme de él. Hacía mucho tiempo que no lo veía. La vida frenética de la ciudad, las labores cotidianas tan llenas de olvido y la distancia que hay entre mi pueblo y este rincón apartado del mundo hacían imposible que pudiera visitarle. Sin embargo, hoy que es…

Fragmentarios | Las mandíbulas

Cuando me enteré de que venían personas de Pinos Altos me sorprendí mucho. Yo pensé que ese pueblo ya no existía, bueno, aquí ya no existe, claro. Me refiero a que ya no existía cuando yo todavía andaba por allá tocando los abetos y los sauces con la punta de mis dedos. Sí, yo tampoco…

Cuento | Vestigio, por Amaury R. Ledesma

Corría el año 1852 en aquella ciudad bávara. La multitud se aglomeraba en una sus calles, la razón: el asesinato de una bella dama proveniente del norte que solo sabrá Dios lo que iba a hacer a los rumbos sureños. El cadáver de aquella linda jovencita de unos veintitantos años yacía con una herida de…

Cuento | La cuota, por José Luis Díaz Marcos

Sé el cambio que quieres ver en el mundo. Gandhi   1 —¡Papá, preguntan por ti! —vocifera Ana desde la puerta, bailando al son de sus auriculares. —¡Te vas a quedar sorda y nos vas a dejar sordos a los demás! —protesta Hugo, viniendo por el pasillo—. ¡Anda, deja ya la musiquita y ponte a…

Cuento | ¿Quién era Eddie?, por Yadir Gómez

De él sabía lo elemental: era transformista, tenía plata y se levantaba a los pirañas del barrio. Horas antes de conocerlo personalmente, el Orejón y yo disfrutábamos de los toques marihuaneros diurnos. Un grueso cacho de perfume escandaloso, auspiciado por la tía Tota de Breña, “curado” con saliva, nos alegraba la mañana. Después de alinearnos…