Poema | El cuerpo de un dictador, por Oscar Molina

Nos vino desde Europa y desde el Sur más profundo presentándose como la más novedosa de todas las costumbres. Americanos. Norteños. Liberales. Los habitantes de la cordillera y el lago nos rehusamos (muy ligeramente) a que una sola persona quisiera dirigirnos, más aún si esta no era Dios o el Buen Sam o el cuerpo…