Microrrelato | La mascota, por Nohemí Damián de Paz

Aquel animal gira su cabeza en dirección hacia mí cada vez que me acerco a mi propia casa luego de una agotadora jornada de trabajo. Lo descubro siempre pegado en la ventana de la cocina como si estuviera esperándome. Sus ojos, esos perturbadores ojos anaranjados, me siguen en cada movimiento que realizo antes y después…

Microrrelato | Contraseñas, por Claudine Flamand

Coloqué mi dedo para deslizar la foto del protector de la pantalla, subió hasta desparecer. 7:09 p.m. Después de doce horas sin ver el teléfono, tecleé el código de desbloqueo: 4180. Está conformado por la numeración de un domicilio donde me menospreciaron por ser mujer y hay un dígito intercalado, el cual es el recordatorio…

Cuento | Abismos, por Nancy Hernández García

Míramebusco en el fondo del pozo la cantárida doraday para salvar a la noche asesino a los noctámbulosmírame hasta el agotamiento de las fuentesdonde el temblor se deshaceen la inmovilidad de tus ojos “El secreto de tus ojos” (frag.), Aldo Pellegrini Me recuerdo asomada al vacío. Siempre me he sentido atraída por el abismo, por…

Cuento | El gigante de la montaña, por Ximena Chávez

La lluvia cae sobre la tierra que la bebe, se filtra entre los guijarros y llega a las raíces que también la toman. Cae del cielo en silencio hasta que toca la tierra, las hojas, el bambú, las piedras, la superficie del río que crece con ella y causa ese sonido suave y constante. Los…

La cuestión es moverse | El rap feminista es el nuevo punk

Por Fernanda Piña Para armar una revolución lo primero que necesitas es una amiga. Ayuda mucho que tu amiga llegue emocionada un día a mostrarte una canción que acaba de conocer y que esa canción se titule “Ni una menos”, de Chocolate Remix. “Todas las que mataste hoy son mi musa”.[1] Pensé que esta canción…

Cuento | Instinto materno, por Zaida Zhamar

Me conmueve cuando un gato negro cruza mi camino. No por el augurio de mala suerte implícito a estos felinos, sino porque me recuerdan al primer gato que tuve. Su primera dueña se negó a venderlo y mi padre pagó un peso por él. Debido a una creencia de que al regalar un gato este…