Cuento | Sapito, por Josué Catasús

—Siempre me lo negó, sobrino. Y te juro que se lo pregunté mil veces. Nunca reconoció haber tenido que ver con eso. —Se repantigó sobre la silla, rascándose con furia la pantorrilla velluda. Acababa de llegar de la cancha de fulbito. El olor de su sudor era ofensivo a mi nariz, pero igual me senté…

Cuento | Me dijo “No morirás”, por Christopher Aguilar Reyna

Despierto como otras veces, desnudo y con el cuerpo tibio. Con la sensación de haber nadado por mucho tiempo en un mar lácteo. Ebrio y de nuevo sin poder extrañar nada de mi vida pasada. Algo de malo debe haber en esta paz tan inquietante, nada aleja de mí esa idea; sin embargo, deseo esto,…

Fragmentarios | Sombras y loratadina, por Rodrigo Mora

A la memoria del doctor inglés John Bostock   Poco antes de diciembre empezaron a abrir las calles cerca de casa, dijeron que cambiarían el tubo del agua, pero cualquier justificación habría sido válida. Lo mismo habría dado que empezaran a sembrar margaritas o a enterrar tesoros, porque cuando abrieron las calles con esas máquinas,…

Fragmentarios | Hechizo para la década, etc., por Rodrigo Mora

Y sin importar lo que explique mil veces la rae, tendremos la ilusión de un principio. Tendremos una mañana nueva entre el humo y partículas 2.5 en el Valle de México. Y la vida crecerá entre las malas noticias porque eso hace la mala yerba, la lavanda y la menta. Y aunque sea demasiado tarde…

Cuento | Recorrido de una mancha, por Víctor González Astudillo

El cuerpo de Josefa es pequeño en comparación con su cabeza. Al momento de nacer, la partera decía que la niñita tenía pinta de ser prematura, pero la compañera le decía que no, que todas las fechas habían resultado bien. Tiene completitos los 9 meses, salió cabezona nomás. Pero con el pasar de los días,…

Cuento | Los tres motivos del mendigo, por Diego Abanto Delgado

El día 4 de octubre de 1919, los vecinos de Lima —y con esto queremos decir, los vecinos de todo el Perú— amanecieron con la noticia de que un tal Augusto Bernandino Leguía y Salcedo se había hecho con la presidencia para defender la voluntad de un pueblo que andaba dormido. En esos tiempos, ya…

Cuento | Un juego, por Eduardo Robles Gómez

El hijo de la chingada no hablaba, neta. Era cagadísimo. Hacía ruidos de animales, como de gato, un pedo así, ¿te acuerdas? Sí estaba como tonto, la verdad. Tenía retraso el wey. Te le acercabas tantito y empezaba a morder y gruñir. Pinche loco. Oye, ¿y cuando le preguntaban algo los maestros? Parecía que iba…

Cuatro microrrelatos de Rafael Santos

Espejo Lo encontró una tarde soleada recostado sobre un parche de pasto. No entendía cómo un espejo había llegado ahí, a la mitad de pleno campo abierto. Pero el movimiento de las nubes en la superficie plana le atrajo. Cautivado, pasó horas viendo los cambios en el cielo. Absorto, en un descuido, cayó dentro del…

Cuento | A estas alturas del partido, por Jorge Meneses

—Anoche tuve un sueño extraño —le dije a mi abuelo—. En el sueño, una niña tuerta me revelaba la existencia de un tesoro en esta casa. —¿En esta casa? —preguntó mi abuelo. —La niña me dijo —continué relatando— que en una de las tantas cajas que apilas en la sala hay algo muy valioso. Yo…

Un cuento de José David Flores Balderas

“Solo aquellos que andan entre las tinieblas pueden observar la estrellas”. Buscaba a tientas su desarmador en el suelo: la niebla era particularmente densa esa noche, no le era posible ver el piso debajo de sus talones; esto significaba que las lluvias eran próximas, se habían adelantado según creía. La avenida era grande y eso,…