Cuento | El faro prohibido, por Gustavo Leyton

Percatándose de la mirada impávida de don Mario, el dueño octogenario de la única librería de San Andrés, Trevor no aludió más sobre el faro. El anciano se despidió con frialdad de Trevor, quien, durante aquella tarde, esperó sin éxito la llegada de compradores. Horas después, Trevor caminó a la playa, se recostó en la…

Fragmentarios | Las mandíbulas

Cuando me enteré de que venían personas de Pinos Altos me sorprendí mucho. Yo pensé que ese pueblo ya no existía, bueno, aquí ya no existe, claro. Me refiero a que ya no existía cuando yo todavía andaba por allá tocando los abetos y los sauces con la punta de mis dedos. Sí, yo tampoco…

Cuento | Mujer que teje de noche, por José de Jesús López Avendaño

—Por ahí se fue, compadre, nada más fueron unos minutitos en los que la vi… pero… ¡verá que estoy bien satisfecho! Se trataba de un tipo gordinflón que señalaba la callejuela situada en la parte derecha del palacio municipal. Andaba sudoroso, era época de lluvias, aunque ninguna se había presentado, el calor calcinaba las calles…

Cuento | Vestigio, por Amaury R. Ledesma

Corría el año 1852 en aquella ciudad bávara. La multitud se aglomeraba en una sus calles, la razón: el asesinato de una bella dama proveniente del norte que solo sabrá Dios lo que iba a hacer a los rumbos sureños. El cadáver de aquella linda jovencita de unos veintitantos años yacía con una herida de…

Cuento | Vegetal, por Joaquín Filio

[Cuento ganador del concurso El cuento en cuarentena porque “a través de su lenguaje sencillo y su sobria redacción, lleva la metáfora hasta las últimas consecuencias”]   Es difícil recordar la noche en la que el abuelo inició su transformación en árbol. No tanto por la desesperación de mi padre al llegar con la noticia,…

Microrrelato | Testimonio de fe, por Alan Argüello

Se dice que Swami Vivekananda, ilustre maestro del sendero idealista del Vedanta (que afirma que solo existe lo que puede probarse lógicamente), no pudo demostrar a sus discípulos, mientras dormía, que hubiera alguna diferencia entre el sueño y la vigilia, y que jamás despertó. Alan Argüello. Querétaro, Querétaro. Ha publicado en las revistas electrónicas Monolito,…

Cuento | Casa de dos pisos, por Víctor González Astudillo

En una casa cualquiera Gonzalo vive con sus dos hijos. Tiene más de cuarenta. Isidora tiene nueve y Alejandro doce. Gonzalo duerme en el piso de arriba, mientras que los niños comparten una habitación que se encuentra justo debajo de su cama. Cada uno se dedica a lo que la vida lo ha obligado a…

Cuento | Candy, por Rafael Bermúdez

Me tienta mucho decirte algo que parece sacado de un cuento erótico del panyabí, algo como “Un cocinero debe tener buen gusto para las salsas”, y acto seguido comerte el coño. David Cronenberg Ahora la cuestión era sacar un poco de energía para salir a la calle y buscar basureros. Eso no es ningún problema,…

Fragmentarios | Sombras y loratadina, por Rodrigo Mora

A la memoria del doctor inglés John Bostock   Poco antes de diciembre empezaron a abrir las calles cerca de casa, dijeron que cambiarían el tubo del agua, pero cualquier justificación habría sido válida. Lo mismo habría dado que empezaran a sembrar margaritas o a enterrar tesoros, porque cuando abrieron las calles con esas máquinas,…