Cuento | Alizabal, por J. David Flores

No puedo dormir. No es algo nuevo, pero nunca había sido tan recurrente: desde pequeño sufro de insomnio, pero ahora se ha vuelto insoportable. Tengo ansiedad, según me dijo una vez un psiquiatra. Creo que es verdad hasta cierto punto, ¿quién carajo no tendría ansiedad si solo duerme 2 horas cada 24? ¿Cómo podría no…

Poema al infinito, por Daniel Duarte

Eres mi enemigo imaginario.Nunca he logrado verte,ni oírte, ni sentirtey aun así has devorado todolo fecundo de mi templeal compás de tu implacable paso.Eres oscuridad que la luz.                           no ha cegado.Eres grito que el fuego.                 …

Cuento | Me dijo “No morirás”, por Christopher Aguilar Reyna

Despierto como otras veces, desnudo y con el cuerpo tibio. Con la sensación de haber nadado por mucho tiempo en un mar lácteo. Ebrio y de nuevo sin poder extrañar nada de mi vida pasada. Algo de malo debe haber en esta paz tan inquietante, nada aleja de mí esa idea; sin embargo, deseo esto,…

Fragmentarios | Sombras y loratadina, por Rodrigo Mora

A la memoria del doctor inglés John Bostock   Poco antes de diciembre empezaron a abrir las calles cerca de casa, dijeron que cambiarían el tubo del agua, pero cualquier justificación habría sido válida. Lo mismo habría dado que empezaran a sembrar margaritas o a enterrar tesoros, porque cuando abrieron las calles con esas máquinas,…

Fragmentarios | Hechizo para la década, etc., por Rodrigo Mora

Y sin importar lo que explique mil veces la rae, tendremos la ilusión de un principio. Tendremos una mañana nueva entre el humo y partículas 2.5 en el Valle de México. Y la vida crecerá entre las malas noticias porque eso hace la mala yerba, la lavanda y la menta. Y aunque sea demasiado tarde…

Las favoritas del 2019

Este año tuvimos el gusto de leer a gente con muchísimo talento y técnica en la escritura, albergamos desde personas multipremiadas hasta algunas que publicaban por primera vez y nos esforzamos por llevar hasta tu pantalla los mejores contenidos. Para terminar el año, hicimos una selección de lo que, para nosotros, fueron los mejores textos…

Fragmentarios | Ficciones para regalar en navidad

El camino de la salvación La casa se había quemado por completo y huí, por un camino de hierba seca, hasta llegar al bosque; aquí el agua no me alcanzará, dijo el fuego. Iconoclasta Mi renuncia había alterado a todo el consejo, sin mí la empresa estaba perdida. Regresaría a casa de mi padre. Mandé…

Cuento | El claustro de Lucía, por Emilio Martínez

Después de muchas horas conduciendo, Gabriela Cisneros intuyó aquel hotel como un amparo. Antes de hacer alto sobre la carretera, supo que faltaban doscientos kilómetros para internarse en la ciudad. Mientras intercambiaba algunas palabras con el dependiente, advirtió en el reloj de recepción la media noche. La pieza, aunque consumida, le permitió el reparo de…

Ojos Vermelhos | Tres despedidas

En la frontera de la tierra En la frontera de la tierra, a los pies de la sangre azul, me encontré buscando un recuerdo. Miraba hacia afuera, indagando dentro. Solo veía aves pasar, solo escuchaba a las olas llorar, solo a las grises nubes vislumbré —que con milenario movimiento, se acercaban a mi encuentro—. No…

Videopoesía | Doshas

  Texto: Ricardo Macías Cardoso (Ciudad de México, 1985). Realizó estudios de filosofía en la UNAM y en la Universidad de París-Sorbona en Francia. Ha ejercido la docencia en instituciones como la Universidad Autónoma del Estado de Morelos y la Universidad de París I. Ha sido ganador, entre otros, del Concurso de Ensayo de la…

Cuento | Mapping, por David Ornelas

Una señora le está clavando la punta del paraguas en las costillas. Le duele, pero no se atreve a reclamar nada. Prefiere alejarse poco a poco, o al menos intentarlo. Frente a ella están tres jóvenes bastante borrachos. Se ríen a carcajadas y gritan cuando hablan. Mariana piensa que, si siguen tomando así, no recordarán…

Entre dioses, héroes y monstruos| Xoaltentli, parte 1

—¿Eso es todo? —le pregunta la cajera, sacándolo del mar de pensamientos que lo envolvían. Eso podía ser todo, sí, eso podía ser todo lo que necesitaba… ¿Necesitaba para qué? ¿Para mantenerse despierto y alerta de los gritos cercanos y lejanos? ¿Para tratar de ignorar lo que sabía tenía que pasar? Andrés asintió varias veces…

Ojos Vermelhos | Cuento: Cabecita Lisa

Llevamos dos meses aquí. Dos meses solos, rodeados de paredes blancas, borrachos futboleros, borrachos que solo saben coger y pelear, pelear y coger. Sigo sin poder comprender por qué estamos aquí. ¿Mi papá nos dejó? ¿Dejamos a mi papá? No sé quién abandonó a quién. La única respuesta que recibo de mi mami son silencios…

Cuento | Un juego, por Eduardo Robles Gómez

El hijo de la chingada no hablaba, neta. Era cagadísimo. Hacía ruidos de animales, como de gato, un pedo así, ¿te acuerdas? Sí estaba como tonto, la verdad. Tenía retraso el wey. Te le acercabas tantito y empezaba a morder y gruñir. Pinche loco. Oye, ¿y cuando le preguntaban algo los maestros? Parecía que iba…