Fragmentarios | Las mandíbulas

Cuando me enteré de que venían personas de Pinos Altos me sorprendí mucho. Yo pensé que ese pueblo ya no existía, bueno, aquí ya no existe, claro. Me refiero a que ya no existía cuando yo todavía andaba por allá tocando los abetos y los sauces con la punta de mis dedos. Sí, yo tampoco…

Cuento | Mujer que teje de noche, por José de Jesús López Avendaño

—Por ahí se fue, compadre, nada más fueron unos minutitos en los que la vi… pero… ¡verá que estoy bien satisfecho! Se trataba de un tipo gordinflón que señalaba la callejuela situada en la parte derecha del palacio municipal. Andaba sudoroso, era época de lluvias, aunque ninguna se había presentado, el calor calcinaba las calles…

Cuento | Vestigio, por Amaury R. Ledesma

Corría el año 1852 en aquella ciudad bávara. La multitud se aglomeraba en una sus calles, la razón: el asesinato de una bella dama proveniente del norte que solo sabrá Dios lo que iba a hacer a los rumbos sureños. El cadáver de aquella linda jovencita de unos veintitantos años yacía con una herida de…

Cuento | Vegetal, por Joaquín Filio

[Cuento ganador del concurso El cuento en cuarentena porque “a través de su lenguaje sencillo y su sobria redacción, lleva la metáfora hasta las últimas consecuencias”]   Es difícil recordar la noche en la que el abuelo inició su transformación en árbol. No tanto por la desesperación de mi padre al llegar con la noticia,…

Microrrelato | Testimonio de fe, por Alan Argüello

Se dice que Swami Vivekananda, ilustre maestro del sendero idealista del Vedanta (que afirma que solo existe lo que puede probarse lógicamente), no pudo demostrar a sus discípulos, mientras dormía, que hubiera alguna diferencia entre el sueño y la vigilia, y que jamás despertó. Alan Argüello. Querétaro, Querétaro. Ha publicado en las revistas electrónicas Monolito,…

Cuento | Alizabal, por J. David Flores

No puedo dormir. No es algo nuevo, pero nunca había sido tan recurrente: desde pequeño sufro de insomnio, pero ahora se ha vuelto insoportable. Tengo ansiedad, según me dijo una vez un psiquiatra. Creo que es verdad hasta cierto punto, ¿quién carajo no tendría ansiedad si solo duerme 2 horas cada 24? ¿Cómo podría no…

Poema al infinito, por Daniel Duarte

Eres mi enemigo imaginario.Nunca he logrado verte,ni oírte, ni sentirtey aun así has devorado todolo fecundo de mi templeal compás de tu implacable paso.Eres oscuridad que la luz.                           no ha cegado.Eres grito que el fuego.                 …

Cuento | Me dijo “No morirás”, por Christopher Aguilar Reyna

Despierto como otras veces, desnudo y con el cuerpo tibio. Con la sensación de haber nadado por mucho tiempo en un mar lácteo. Ebrio y de nuevo sin poder extrañar nada de mi vida pasada. Algo de malo debe haber en esta paz tan inquietante, nada aleja de mí esa idea; sin embargo, deseo esto,…