Cuento | Marcelo el duende, por R. Y. Ayala M.

Despertó con un tremendo dolor de cabeza. Estaba confundido y se frotaba los ojos intentando reconocer el lugar. Sus pequeños cabellos pelirrojos se asomaban desordenados y caricaturescos bajo el sombrero azul de copa redonda. Se miró en el cristal que estaba en frente y se encontró bastante cómico; sin embargo, la angustia comenzó a presionar…