Microrrelatos | Costumbres y El eremita, por Amado Salazar

Costumbres Durante tres días la tormenta se ensañó con la portuaria Kaladmud. Al alborear el cuarto, un anciano brahmán cogió un costal de piedras y se dirigió a la playa, desafiando la ventisca. A nadie sorprendió su actitud, pues aquel desdichado había perdido la cordura años atrás y esos arranques eran usuales en él. Nadie…