Cinco microrrelatos de Kalton Harold Bruhl

MIDAS Su palacio se encontraba repleto de estatuas y objetos dorados, ya que todo lo que tocaba se convertía en oro. Solamente se salvó su esposa. Llevaban veinte años de casados. LA GALLETA Dio un mordisco al pedazo de galleta mientras se enjugaba las lágrimas con una mano. Todavía le costaba creer que no vería…