Sobre el acto de quemar libros y reinventar a Emiliano Zapata

La semana pasada tuve la oportunidad de ir nuevamente a la FIL Guadalajara, un espacio dedicado a las letras y consagrado a una afición por el libro como objeto, lo cual, personalmente, no me representa problema alguno; al contrario, me he inscrito en esa dinámica de gusto y coleccionismo de libros desde que tengo memoria….

La frágil magia del orgullo universitario (o el amor por las paredes)

Sabrá Dios –y acaso Salvador Novo– qué hubo antes en esos espacios vacíos. Valeria Luiselli. A veces creo en la magia y no creo en la universidad. Me parece más coherente pensar en el uso del fuego y los códigos secretos de la alquimia para encontrar la piedra filosofal que la búsqueda universitaria por el…