Poema | Partisano de mi alma, por José Fernando Mavo Salazar

Así sonaban las cuerdas, como la guitarra de un partisano con fragancia de viaje, con dedos en los ondeos, cual funámbulo demostraba su género valiente en lo altozano de mi enamoramiento. Las dicciones de las ñemas en presiones del mástil, y la ágil hacinación en mano azotadora, autora de canciones que versaban en el viento…