Cuento | Purpurina, por Rodrigo Mora

Soy un hombre muy viejo y encontré el último frasco de purpurina que me quedaba, de allí salió este relato. Lo busqué por muchos años y lo encuentro ahora que tiré algunas cosas de la alacena que expiraban hace cinco años. Los duraznos en almíbar parecían aceitunas negras. Estaba justo en medio de la mermelada…