Cuento | Casa de dos pisos, por Víctor González Astudillo

En una casa cualquiera Gonzalo vive con sus dos hijos. Tiene más de cuarenta. Isidora tiene nueve y Alejandro doce. Gonzalo duerme en el piso de arriba, mientras que los niños comparten una habitación que se encuentra justo debajo de su cama. Cada uno se dedica a lo que la vida lo ha obligado a…

Cuento | Enfrentando a la lluvia, por Anjoss

Nadie creía en mí cuando mencionaba el poder purificador de la lluvia. En esta ciudad todo el mundo se esconde de ella; tan pronto como empiezan a caer las primeras gotas, las calles se desalojan cual tragedia inminente. Las tiendas cierran, las luces se apagan y, en un parpadeo, lo único que puedes ver a…

Cuento | Técnica mixta, por Indira Córdoba Alberca

Riverense gana Bienal de Paris. El Riverense Bernardo La Guardia gana el primer lugar de Bienal de Paris. Pintor Riverense triunfa en Paris. De La Rivera a Paris, el sueño de un niño que pintaba. Declaraciones de nuestro triunfador en Paris: “al pintar no recapacito ni teorizo. No hago bosquejos. En el arte todo es…

Cuento | Relatos de una prostituta, por Geovani Santillán

Clara. Se acerca a la mesa dispuesta a ofrecer sus servicios, a que le invite una cerveza o simplemente a tomar asiento. No la distingo bien, usa tacones pequeños a comparación de las otras mujeres, un vestido entallado que no le favorece nada a su figura. La veo, ella me ve, me sonríe. Levanto la…

Cuento | El cuerpo, por Jonathan Osornio

Rasguñas tus muslos. La sombra desprendida en los objetos no ha alcanzado a confundirlo. El sudor seco de un golpe. Reconoce; a partir de una comezón infinita, rodea sobre la sábana. Las manos trémulas sobre tu sexo, en tu cuello; la sangre de tu cabeza.

Letras Fantásticas

[Phaino hizo la selección de textos, prólogo e introducción del libro. Palabrerías se encargó del diseño de portada, corrección y maquetación del mismo] Da click en la imagen para descargar gratis el libro Letras Fantásticas en formato .azw3 (kindle) o .epub desde nuestro Drive.         En ocasiones, los sueños nos alcanzan por más que…