Fragmentarios | Construí un silencio precioso

Construí un silencio precioso sin utilizar talavera, ni vidrio que transparentara lo dócil de mis dientes. Ganó un par de aplausos, lo publicaron en una revista, me dieron algunos pesos y cuarenta gramos de suerte que no sirven para el futuro. Me prometió que no decepcionaría a mis padres en las comidas familiares, y que…

Tres poemas de Ariatna Gámez Soto

Deshoras Gritaré tu nombre atravesado en el reloj, aquí, de espaldas al tiempo donde las horas fallecen, en el vacío que quedó en estos números sin forma. Lo gritaré para olvidarte, para dejarte borrado de cada momento, de tus palabras ausentes y el tic tac; para quedar vacía de ti, de tus cinco letras que…